Memoria del Acuartelamiento

Entre el 16 y el 26 de noviembre de 2020, un grupo de artistas, periodistas independientes y académicos cubanos se acuarteló para exigir la libertad del rapero Denis Solis, detenido arbitrariamente el 9 de Noviembre y condenado por desacato a 8 meses de prisión en un juicio sumario. Durante esa semana habían sufrido 34 detenciones arbitrarias y operativos de vigilancia mientras iban a la estación policial de Cuba y Chacón y recitaban poesía como manifestación pacífica pidiendo la liberación de Denis Solis. Decidieron  seguir con la manifestación pacífica y la convocatoria #SusurroPoético en la Sede del Movimiento San Isidro en la Calle Damas. El acoso policial continuó, estando ellos allí cerraron el barrio e impedían que personas entren o salgan, sea para llevarles comida o simplemente transitar. Por ello, deciden algunos de ellos hacer huelga de hambre y sed, otros simplemente huelga de hambre, o apoyar a los que estaban poniendo su cuerpo para demandar libertad y justicia al régimen. 

Los acuartelados fueron: Esteban Rodriguez (Reportero, 35), Luis Manuel Otero Alcantara (Artivista,33), Maykel Osorbo Castillo (Rapero, 37), Iliana Hernández (Reportera, 47), Oscar Casanella (Bioquímico, 42), Osmani Pardo (Cuentapropista, 31),  Yasser Castellanos (Pintor, 46), Adrián Rubio (Activista, 18) Anamely Ramos (Historiadora del arte, 36), Katherine Bisquet (Poeta, 28), Omara Ruiz Urquiola (Historiadora del arte, 47), Abu Duyanah Tamayo (Poeta, 36), Jorge Luis Capote Arias (Cuentapropista,22), Anyel Valdes Cruz (Ama de casa, 40).

Hasta que en la noche del 26 de noviembre la seguridad del estado disfrazados de médicos los sacan violentamente, los detienen arbitrariamente y a las pocas horas los llevan a sus domicilios y les impiden salir de sus respectivos lugares. La excepción fue Luis Manuel Otero Alcantara que lo llevaron al Hospital Manuel Fajardo de La Habana. El 27 de Noviembre se da la manifestación de cientos de jóvenes, artistas, intelectuales y activistas frente al Ministerio de Cultura, entre los que se encontraba Julio Llopis, Camila Lobón, Tania Bruguera, Michel Matos, Amaury Pacheco y tantos otros.

 


 

27N, una reacción sin precedentes en la historia de Cuba

 

La comunidad artística en Cuba tuvo una reacción sin precedentes en la historia reciente de Cuba pues tras los atropellos de la noche del 26 de noviembre en la Sede del Movimiento San Isidro (MSI) cientos de artistas, jóvenes e intelectuales se reunieron frente al Ministerio de Cultura.
Comenzaron siendo un grupo pequeño pero a medida que pasaban las horas se iban sumando más y sorprendieron a la misma Seguridad del Estado, que no llegó a reprimir directamente al grupo. Sin embargo, fuerzas represivas llegaron a tirar gas pimienta a pocas cuadras del lugar para impedir que se sigan sumando. Y según testimonios de ese día, entre la multitud había agentes de la seguridad que buscaban boicotear la manifestación incitando a la violencia.

Quienes asistieron ese día lo hicieron por el nivel de saturación a tanta injusticia y tanto asedio contra los acuartelados. Todos mantuvieron la calma. La consigna era no caer en las provocaciones.

La multitud aplaudía. Nació la Revolución de los Aplausos.

Varios de los artistas buscaron, tanto de manera formal como informal, abrir canales de diálogo con el gobierno y de hecho casi al terminar el día, se logró una reunión entre funcionarios y los artistas manifestantes. Los 30 artistas que entraron al Ministerio de Cultura fueron: Michel Matos, Amaury Pacheco, Katherine Bisquet, Claudia Genlui y Aminta de Cárdenas del MSI, Tania Bruguera, Camila Ramírez Lobón, Juliana Rabelo y Gretell Kairúz de INSTAR) y los siguientes artistas a nivel personal: Reinier Leyva Novo (Artes Plásticas), Julio Llopiz-Casal (Artes Plásticas), Solveig Font (Curadora), Sandra Ceballos (Artes Plásticas), Miryorly García Prieto (Historiadora del Arte), Liatna Rodríguez Jiménez (Historiadora del Arte), José Luis Aparicio (Cine), Mijaíl Rodríguez (Cine), Alejandro Alonso (Cine), Gretel Medina Mendieta (Cine), Juan Pin Vilar (Cine), Ulises Padrón (Escritor), Alfredo Martínez (Periodista, Daniel Díaz Mantilla (Escritor), Henry Eric Hernández (Artes Plásticas), Yunior García (Dramaturgo), Ian Benavides (Música), Reynier Díaz (Artes Escénicas. Actor), Mauricio Mendoza (Prensa, Diario de Cuba), Nelson Julio Álvarez Mairata (Prensa, ADNCuba), Camila Acosta (Prensa, CubaNet). Luego, estuvieron invitados Fernando Pérez (Director de cine) y Jorge Perugorría (Director y actor). Por parte del oficialismo estuvieron: Fernando Rojas, Viceministro de Cultura, Marta Bones, Vicepresidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), Yaser Toledo, Vicepresidente de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), Jorge Alfonso, Director de Génesis Galerías, Jorge Fernández, Director del Museo Nacional de Bellas Artes.

Esa tarde la muchedumbre cantó el himno nacional. Existía una emoción expectante entre los manifestantes. Al salir los 30, Katherine Bisquet leyó lo acordado. Un sentimiento nuevo se comparte esa noche. En un país donde no existe derecho a la protesta, esta manifestación pacífica, masiva fue inédita. Fue inédito en cuanto a la cantidad de personas, y en cuanto a que se forzó al régimen a ceder al diálogo cuando nunca en 62 años se sentaron a negociar con quienes levantan una voz disonante a la suya propia.

 


 

Solidaridad y respaldo internacional al Movimiento San Isidro

 

Todos los atropellos vividos por los miembros del Movimiento San Isidro desde que comenzó la campaña por la liberación de Denis Solis generaron gestos de solidaridad y acciones que replicaron las demandas por parte de la mayoría de los actores de la sociedad civil independiente. Sin embargo, el burdo asalto a la libertad en la noche del 26 de noviembre provocó reacciones de los cubanos en distintas ciudades del mundo. El escritor Enrique del Risco desde New York, el artista Juan Miguel Pozo desde Berlín, la curadora Yanelys Núñez desde Madrid, el periodista José Raúl Gallego desde México, el violinista Luis Alberto Mariño desde Buenos Aires.

También fueron numerosas organizaciones de derechos humanos las que se han pronunciado, como Human Rights Watch, Amnesty International, Freedom House, Forum 2000, Article 19, CADAL, DemoAmlat, entre las cuales se encontraba Cultura Democrática.

A su vez, funcionarios de organismos internacionales como Pedro Vaca, Relator Especial para la libertad de expresión de la CIDH; Stuardo Ralón, Relator para Cuba de la CIDH, Luis Almagro, Secretario General de la OEA. En la misma línea, la presidenta del Subcomité de Derechos Humanos del Parlamento Europeo, la eurodiputada socialista belga, Marie Arena, manifestó su «más profunda preocupación» por la situación y pidió a las autoridades cubanas entablar un diálogo con los manifestantes.

El revuelo de solidaridad generado por el Movimiento de San Isidro tuvo su corolario dentro de la misma isla donde un amplio arco de organizaciones de la sociedad civil y diferentes sectores intelectuales y políticos disidentes expresaron su consternación y declararon su solidaridad con el Movimiento San Isidro.