Influencers en la esfera pública en Cuba

 

Desde diciembre 2018 cuando el Gobierno Totalitario de Cuba permitió conexión a internet en los teléfonos móviles, se facilitó que los ciudadanos cubanos tengan acceso a las redes sociales de activistas, periodistas independientes y otras nuevas voces de adentro de la isla así como influencers cubanos exiliados en el resto del mundo. Fue el inicio de la caída del muro de pensamiento único que se había comenzado a rajar con las iniciativas independientes de libertad de expresión. 

Siempre con la intención de controlar todo aspecto de la vida cotidiana del cubano, el régimen pensó que el alto costo de los datos móviles en relación a los ingresos de los ciudadanos limitaría el acceso a la información en forma libre. También pensó que al censurar los principales sitios de los medios independientes cubanos, no iban a tener impacto en la vida política y social. 

Sin embargo, se olvidaron de un detalle de la cultura cubana: la creatividad y el rebusque para sortear los obstáculos. El uso de VPN permite acceder a los sitios censurados por el régimen y otras aplicaciones que integrados con el sistema de mensajería instantánea de Telegram reducen el consumo de datos al compartir contenidos. Fue así que en estos últimos dos años, paulatinamente los jóvenes se informan y pasan más tiempo conectados en las redes sociales consultando medios alternativos. 

De esta manera, el estado cubano fue perdiendo el monopolio de los medios de comunicación. Tal como hemos documentado el avance de los medios independientes en la sección de Expresión Libre, a continuación intentamos resumir los principales exponentes del mundo de los influencers en Cuba.

Consideramos que un influencer es una persona con habilidades comunicativas con impacto en las distintas redes sociales, sea Facebook, Youtube, Instagram o Twitter. Esto en Cuba incluye a periodistas independientes, músicos, artistas, activistas y ciudadanos en general con alto impacto en los canales que utilizan. 

Cubanos influencers

Es el caso de la periodista independiente Iliana Hernández, o Camila Acosta que han logrado un nivel de influencia a través de Facebook Live, o así también se da el caso de músicos como Maykel Castillo El Osorbo que cuando transmite en vivo tiene miles de vistas, principalmente de adentro de la isla, y artistas como Luis Manuel Otero Alcantara que visibilizan voces alternativas a las del régimen. 

Voces alternativas, con un discurso de renovación y de esperanza, de unión del pueblo cubano, de diálogo y no de odio. Voces que desde la campaña del #NoAl349 vienen ganando seguidores, con un punto importante en noviembre del 2020 con #TodosSomosSan Isidro y luego desde el estreno de la canción Patria y Vida en febrero de 2021. Es por eso que cuando se analiza el origen de las protestas del #11J se puede afirmar que los manifestantes estaban influenciados por estos actores porque entre las consignas que gritaban lo que más se oía era #PatriaYVida. 

Algunos jóvenes como Carlos Alejandro Sánchez Rodríguez veinteañero, presentador de televisión en Camagüey que es famoso en Instagram con más de 30 mil seguidores, llegaron a ser una alternativa en la promoción de estilos, de sentimientos que además de promoverse a sí mismos como figuras públicas, promueven nuevas ideas. Existen casos de influencers más comprometidos en política como por ejemplo Ruhama, la joven youtuber que promueve ideas y acciones de cambio, denuncia la realidad cubana así como Alain Paparazzi o Yamila, la hija de Maceo que se reconoce abiertamente anticastrista. 

Dina Stars, una joven influencer que no se metía en política, pero como ciudadana salió el 11 de julio a las calles a manifestar su descontento con el gobierno de Díaz-Canel, fue detenida arbitrariamente. Su caso se conoció en el mundo entero por haber sido censurada y haber visto violados sus derechos fundamentales por parte del sistema represivo. Pero las redes sociales no sólo son para los jóvenes sino también para una señora como la del Canal de las Emociones que desde Miami transmite la realidad cubana desde el sentir democrático y del deseo de libertad.

Las voces alternativas utilizan distintos formatos y canales. Se difunden Podcast hechos en Cuba, no sólo el cafecito informativo de Yoani Sanchez de 14yMedio sino también El Enjambre de El Toque iniciativa donde actúan influencers en Twitter como Camilo Condis.

Como resultado, mediante sus contenidos son capaces de impactar al público generando cambios de pensamiento, actitudes o tendencias gracias a la credibilidad que reciben de sus seguidores.

Desde el exilio

En el exilio tenemos casos como el dúo humorístico  compuesto por Alejandro González y Maikito Rodríguez conocidos como Los Pichy Boys que riéndose de la realidad cubana tienen un gran impacto en la opinión pública así como es el caso de Chucho del Chucho uno de los pioneros influencers cubanos.

En octubre de 2020, el Programa Cuba de la Escuela de Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Sergio Arboleda, de Bogotá, Colombia, realizó un evento sobre ¿Cual es el rol de los influencers en la esfera pública? con Norges Rodriguez y Boris González Arenas como periodistas moderadores. Desde la isla participó la periodista independiente Iliana Hernández que transmite una voz clara y explica el concepto de cyberclarias, aquellos infiltrados en las redes por orden del régimen que buscan desprestigiar a estas nuevas voces. También participó en este evento desde España Karlito Madrid, quien indicó como muchos influencers comparten este objetivo final que es que termine la dictadura cubana y difunden denuncias de derechos humanos. Recordó que existe un paquete secundario con las publicaciones de los influencers, dado que el paquete original se desvirtuó por la intervención del régimen. El impacto de los influencers es complicado de medir, pero está claro su alcance.

En este foro Alexander Otaola, que es un actor cubano-estadounidense, presentador del programa web “¡Hola Ota-Ola!”, indicó cómo los activistas y opositores son más conocidos por la cobertura mediática de los influencers. Como actores cubanos en el exterior, se destaca Roberto San Martín, con influencia en Estados Unidos y en España. En sus participaciones televisivas envía un mensaje claramente político, comprometido con la realidad de su país. Inclusive ha influido en el compromiso político de Karlito Madrid dicho por él mismo. 

Desde el exterior hay otros influencers como es el caso del cubano casado con una uruguaya, conocido como Old Hardcore, que levanta la voz crítica, combina entrevistas, debates y opinión para dar a conocer la realidad cubana. También Manuel Milanés, economista que envía un mensaje claramente anticomunista. Luis Dener, pedagogo, fundador del Grupo Demóngeles, desde Oslo lanzó la plataforma 50%+1 que propone una apertura democrática y una nueva constitución para el país. 

Éliecer Ávila, un joven activista, fundador del movimiento Somos +  y que ahora desde el exilio tiene un canal en Youtube con gran impacto dentro y fuera de Cuba.

Sin duda, estos actores, algunos conscientes y otros no tanto, influyen en el inicio del proceso de democratización en Cuba comunicando ideas, denuncias, sentimientos, cotidianeidad, realismo y enfrentan así las mentiras, la propaganda, la manipulación de la verdad del discurso oficial y los medios estatales de Cuba.

Por Micaela Hierro Dori