Revistas y periódicos digitales hoy en Cuba

El artículo 55 de la Constitución Cubana al mismo tiempo que dice asegurar la libertad de prensa, prohíbe expresamente la propiedad privada de los medios de comunicación al afirmar que “Los medios fundamentales de comunicación social, en cualquiera de sus manifestaciones y soportes, son de propiedad socialista de todo el pueblo o de las organizaciones políticas, sociales y de masas; y no pueden ser objeto de otro tipo de propiedad”.
Por lo tanto, todos los medios que se mencionan a continuación se arriesgan a sufrir desde multas hasta quince años de prisión, por ser iniciativas de personas que prevalecieron en el ejercicio de su libertad de pensamiento y de expresión.

Los medios independientes de hoy, lo son gracias al camino recorrido de muchas revistas que no están y al trabajo de periodistas independientes que los precedieron.

Primeramente, es bueno recordar que fue alrededor del 2005 cuando se comenzó a tener acceso a internet en centros de computación, cibercafés o en los hoteles. Un grupo de periodistas independientes lograba conectarse una vez por semana asistiendo a las embajadas de países democráticos solidarios acreditadas en La Habana. 

Los medios eran revistas con un diseño simple que luego se difundían por email o se subían a blogs o sitios desarrollados en el exterior. En dicho año se funda Misceláneas de Cuba, que contribuyó a la formación de periodistas independientes y de todo ciudadano que quisiera contar las condiciones de vida cotidiana que no fuera conveniente informar a los medios oficiales.  

En el mismo año, se funda la Revista cultural Árbol Invertido de Francis Sánchez, que se publicaba en un principio en páginas web oficiales como la de la Dirección Provincial de Cultura de Ciego de Ávila. Sin embargo, llegó un momento en que en dicho espacio se decide dejar de publicar y su fundador debió buscar vías alternativas. Demoró 3 años en poder hacerlo y hasta se vio forzado al exilio pero dicha revista sigue siendo escrita desde Cuba hasta el día de hoy. 

Este tipo de proyectos, son la vida de sus fundadores, defenderlos es defender la libertad de expresión, rescatar su memoria, es recordar el mérito de quienes ponen todos sus recursos, incluso exponen su vida y su libertad para defender los valores universales.

En  segundo lugar, es bueno recordar el contexto que se dio a partir de marzo de 2008, con Rául Castro ya en el poder oficialmente tras casi dos años de gobierno interino en reemplazo de su hermano Fidel, cuando el Gobierno autoriza la compra de computadoras y teléfonos móviles. Con estas medidas cambiará la accesibilidad pero no disminuiría el control y la represión, al contrario, aumentaría para dar un mensaje de “cambio dirigido”. Este mismo año surge Convivencia, una revista de promoción de valores cívicos y fortalecimiento de sociedad civil dirigida por Dagoberto Valdés, un año después de haber sido censurado su trabajo en la revista católica Vitral.

Cuando surge en el 2009 Diario de Cuba como otro medio digital que se sumaba al ya existente CubaNet se volvió a dar una nueva ola de ejercicio de periodismo independientes. Quizás también con una visión más innovadora o trayendo herramientas desde el exilio, sumando valor a las existentes agencias de noticias como Hablemos Press (2009-2016) contribuyen a estos medios no sólo con información sino formación de periodistas.

La Hora de Cuba, se funda en el 2013 por  iniciativa del mismo equipo de camagüeyanos que realizó La Rosa Blanca (2008-2010), bajo el liderazgo de Henry Constantin, un joven que fue expulsado de la universidad por pensar diferente.

El Movimiento Cristiano Liberación (MCL) impulsó la Revista Somos Liberación en Julio de 2012 como continuación de Pueblo de Dios que publicaron en siete oportunidades en 1987, incluso un año antes de fundar el MCL. El primer número de la Revista Somos Liberación fue publicado con la editorial escrita por Oswaldo Payá Sardiñas y con un artículo de Harold Cepero. Sin embargo, ya en el segundo número, ambos figuraban como editor y redactor honorarios. Ellos habían sido asesinados por el régimen que encubriría con un supuesto accidente y no pudieron escribir un segundo número. En la actualidad sigue siendo publicada por el Consejo Coordinador del MCL.

En 2014 con la fundación de 14yMedio se sentó un nuevo precedente dado que era el medio digital 100% fundado en suelo cubano, y es la iniciativa de Yoani Sánchez y Reinaldo Escobar que tanto aportaron al movimiento blogger en Cuba. La pareja siempre está en constante evolución del uso de las herramientas digitales y a la página han sumado también la publicación de Podcasts. Aunque en el mismo año surgiría El Toque que también se podría decir que es uno de los medios digitales más innovadores ya sea en la presentación de infografías, podcast, material audiovisual, humor gráfico como también para lograr impacto en la ciudadanía pues es uno de los medios que tiene más seguidores en su canal de Telegram.

En el mismo 2014, Julio Aleaga Pesant fundó  la Revista Vocablo, de la Asociación Pro Libertad de Prensa dirigida por José Antonio Fornaris. Entre 2018 y 2020 sin publicar dado que la policía política confiscó el equipamiento de trabajo del equipo editorial. En marzo de 2021, reapareció  en formato digital.

A medida que iban pasando los años, y se incrementaba el acceso a internet, especialmente a partir del acceso a la telefonía móvil y al acceso de datos en los puntos Wifi, comenzaron a proliferar estos sitios que luego fueron más diversos en sus temáticas. Surge una revista deportiva como PlayOff (2015) una revista feminista como Alas Tensas  (2016), o defensora de los derechos de la población LGTBI como Tremenda Nota (2017), de crítica audiovisual Móvica Magazine (2019) o de sátira como Mujercitos Magazine (fundado por Claudia Patricia y Víctor Fernández) y Ay que Muela (de la editorial OnCritika), ambas en el 2020.

Existe un proyecto como Inventario que no es necesariamente un medio de comunicación sino que fue fundado por  Bárbara Maseda para facilitar a periodistas el acceso y uso de datos abiertos en información pública en Cuba.

La colaboración entre este tipo de iniciativas no son tan frecuentes, por el peligro que significa que se filtre a la seguridad del estado lugares de impresión o datos del diseñador, y que le apliquen la Ley 88 conocida como la Ley Mordaza. Por ello, resulta inusual cuando Boca de Lobo rescata una iniciativa como la de Supervivo, iniciado en el año 2008 por un grupo de jóvenes  y que en los últimos dos años se han refundado utilizando medios digitales.

Periodismo de Barrio que nació como una revista digital que abordaba tópicos como biodiversidad, contaminación ambiental, desarrollo sostenible, desastres naturales, economía e industrias, recursos naturales y soberanía alimentaria, expandió su misión y en la actualidad documenta con audiovisuales fenómenos sociales-políticos como La Revolución de los Aplausos.

Rialta e Hypermedia Magazine, son iniciativas que surgieron en el 2016 de mano de cubanos jóvenes residentes en México y en España, con una basta red de intelectuales e impacto en el mundo artístico y académico tanto dentro como fuera de la isla, en América Latina y Europa. Contribuyen desde sus investigaciones y sus publicaciones a reconstruir la historia a partir de la diversidad de pensamiento.

Por último, en  diciembre de 2018 se habilita el acceso a internet en plan de datos en los teléfonos móviles lo que facilitaría el acceso a todos estos portales de noticias consolidándose a partir de este momento el modelo de medio independiente en formato digital. De todos modos, para que la ciudadanía cubana pueda acceder a los sitios web de estos medios independientes sin que sean bloqueados deben descargarse un VPN. Las indicaciones de cómo instalarlo están en la mayoría de estos portales de noticias, que a su vez diversifican sus canales de difusión para poder llegar a más personas. Esto es, correo electrónico, Canales de Telegram que ayuda a que no consuma los datos, el envío de imágenes y textos largos, páginas en Facebook que facilita el compartir contenido en la red social más popular en Cuba.